Algunos aprendizajes viendo Supernatural 👾

Supernatural Season 10

Un día me di cuenta que comprendía al escritor de Supernatural y los elementos de la serie, que son tan simples…

Soy de los que no tolera la ansiedad de tener que esperar una semana completa para ver el siguiente capítulo de una serie que me gusta, y no son muchas las series que me gustan al punto que quiero ver la temporada completa. Así que suelo esperar pacientemente, sin saber nada, sin buscar spoilers, hasta que la temporada termina y está disponible online.

Una de esas series es Supernatural. La sigo desde el capítulo 1, cuando la serie era una simple recolección de capítulos con el monstruo de la semana. Es fantasía urbana, y llegó en 2005 para cubrir el enorme vacío que dejó los Archivos Secretos X (the X-Files) en 2002; es una de varias series que intentó colgarse del muerto, y es la que ha durado más tiempo, diez temporadas, son diez años compadre, diez años.

Es la historia de los hermanos Winchester, que se han dedicado toda la vida al “negocio familiar”: cazar monstruos. Y no lo hacen por dinero, sino porque nadie más lo hace y porque han sido víctimas de estas criaturas en el pasado. Aquí el gobierno no sabe absolutamente nada, es una línea argumental de la que se han mantenido sabiamente alejados.

Aprendizaje 1: todo gira en torno a los protagonistas

Esto es de pero grullo, pero no es un tema para tomar a la ligera. La única razón por la que la serie tiene éxito, es porque los hermanos Winchester, Sam y Dean, son el centro de la trama. Al principio ellos simplemente aparecían para resolver casos, y luego el caso resultó que eran ellos. Sin entrar en detalles acerca de la historia, porque son diez años de historias, son las relaciones familiares entre los protagonistas y otros personajes las que hacen que la historia sea interesante.

Los eventos cada vez más épicos en los que se ven inmiscuidos son en parte el condimento que hace que la relación funcione y es la razón por la que los hermanos siguen juntos, a pesar de todo lo malo. Y mira que la han pasado mal.

Aprendizaje 2: muchos plot corriendo al mismo tiempo

Plot = Línea argumental. Durante las primeras temporadas, cada capítulo tenía su propio plot y era divertido y daba susto y veíamos la relación de los protagonistas con otros personajes y aprendíamos un poco más de la mitología de la serie.

Pero había un plot que se inició con el capítulo 1 de la primera temporada, el extraño asesinato de la madre de los Winchester, que se ata inmediatamente con el asesinato de la novia de Sam. Ese plot tuvo resolución eventualmente, pero abrió la puerta de otra historia que corría en paralelo y que era mucho más antigua y relevante; y cuando ésta se resolvió, resultó ser solo una parte de otro plan mayor. Y así, metiendo lo épico dentro de algo más épico.

Lo voy a explicar con un gran SPOILER de los plot:

  1. Los hermanos Winchester, reunidos para vengar a su madre y buscar a su padre.
  2. Sam es un niño “especial” con un propósito demoniaco.
  3. Sam y Dean son parte de un plan celestial: liberar a Lucyfer.
  4. Sam y Dean son “recipientes” para ángeles (del cielo y el otro que se cayó).
  5. Hay una guerra celestial entre los ángeles, y Sam y Dean están en el medio.

Ahora, la serie en su décima temporada tiene que lidiar con toda la maraña y los despojos de las temporadas anteriores. Los hermanos no descansan jamás, siempre están corriendo, luchando, defendiéndose, y sobreviviendo a sus propias decisiones mientras la gente muere a su alrededor.

Imagina que es un gráfico de burbujas. La historia avanza linealmente, pero un plot se abre mientras otro sigue activo y otro se cierra y así, burbuja tras burbuja, unas dentro de otras, todas englobando el plot principal, la relación entre los hermanos Winchester.

Aprendizaje 3: escalamiento constante de las apuestas

Al principio eran ellos dos contra algunos monstruos. Aparecen los demonios, sus grandes enemigos, indestructibles y poderosos. Luego obtuvieron una pistola especial, podían matar a los demonios, pero en el proceso abrieron las puertas del infierno (por un rato) y se liberaron miles de demonios. Entonces obtuvieron un cuchillo especial, y mataron cientos de demonios, pero entonces aparecieron los ángeles indestructibles con sus patrañas. Entonces obtuvieron una estaca especial y con ella podían matar ángeles y demonios por igual. Pero había un tipo de demonio que no se moría con nada, así que consiguieron un cuchillo muy pero muy especial junto con la marca de Caín, y pudieron asesinar al mega demonio.

Cada amenaza tiene solución, siempre. Pero la solución causa nuevos problemas. Y cada nuevo problema es más difícil de solucionar que el anterior. Suben las apuestas. Cada temporada va escalando hasta que llega a su resolución, pero esto obliga a subir las apuestas una vez más. Cada vez hay más en juego. Y así se repite la historia. Personajes entran, personajes salen. Los hermanos persisten a pesar de todo y el mundo sigue en pie.

Aprendizaje 4: los co-protagonistas y personajes secundarios son comodines

Lo lamento por los fanáticos de Castiel y Crowley, pero es cierto. En algún momento Bobby resultó ser la figura paterna que los protagonistas necesitaban, y fue excelente mientras duró. Pero esta serie de tv está regida por una producción que contrata actores que eventualmente se aburren de su papel, o prefieren seguir adelante con sus vidas, o se pelean con algún productor y simplemente los matan, en la serie.

Mientras los actores que personifican a los protagonistas estén dispuestos a seguir adelante, todo lo demás tiene solución a nivel del guión. Cualquier día matan a Crowley y a Castiel, pero de paso abren la puerta para que nuevos problemas emerjan de las profundidades del inframundo o del limbo o incluso del cielo o alguna otra realidad paralela repleta de entidades poderosas y enemigas de lo humano. Me parece que no les van quedando muchas a las que puedan echar mano.

Los personajes van y vienen. Cuando la historia requiere de algún personaje que haga algo específico, los guionistas van al wiki del programa y buscan a algún sobreviviente de capítulos pasados; lo reclutan y lo incluyen de vuelta en la serie. Es – así – de – ¡Simple! Y el formato televisivo lo permite, o más bien lo necesita. La repetición de rostros conocidos es un hito necesario en toda serie, sobre todo si lleva tanto tiempo al aire.

Y los comodines sirven para llenar vacíos, pero también para cerrar ciclos. Los personajes son entidades bajo el control de los guionistas y quién sabe qué pasa por la cabeza de esa gente.

Aprendizaje 5: se puede jugar con el formato

Cuando una serie lleva tanto tiempo, puede darse algunos lujos, como hacer programas especiales para reírse de sí mismos, o capítulos tributo a algún estilo de película particular, o sencillamente dejar de dirigir a los protagonistas porque a estas alturas ya no importa que pongan caras y que siempre sean los mismos gestos y que al rato aburran con sus actuaciones de cartón. ¿A quién le importa que ya no les importe?

Porque todos los autores que enseñan a escribir dicen que tal o cual regla es sagrada, y mira que no, hay reglas que se pueden romper. Si al romperla el lector no se da cuenta o no le importa, pues todo está bien. Los autores que se vuelven fundamentalistas de las reglas que no se pueden romper, pues no les va mal, pero al rato se encuentran con estos cuellos de botella que solo se pueden liberar corrompiendo alguna regla sagrada.

Y cada género literario tiene sus propios formatos y reglas pre-establecidas por los trending-topic de su propio círculo literario. A veces cuando se decide racionalmente no seguir una regla específica, como que los Elfos son hermosos e inmortales y profundamente aburridos, así nace un género literario completamente distinto.

Todo esto aprendí y mucho más

Y no es que me haya dedicado a estudiar la serie. De pronto un día me di cuenta que comprendía estos elementos que son tan simples cuando se resumen en pocas frases, y fue un momento revelador. Me pasa lo mismo con el Doctor Who, que es otra serie que sigo desde 2005, veo y disfruto los capítulos, y al mismo tiempo comprendo los engranajes detrás de la historia. Es como una maldición, pero eso no me impide de disfrutar mis series favoritas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *