Dresden Files Urban Fantasy

Fantasía Urbana y por qué me siento cómodo escribiéndola

En muchos círculos literarios (actuales) se propone a los autores que escriban acerca de lo que saben (writing what you know). Y si hay algo que conozco bien, es mi ciudad. Conozco sus tiempos, sus colores, su distribución discriminatoria y su decadencia inclusiva. Es la ciudad donde crecí, donde me crié, donde vivo, viajo y trabajo cada día. Puedo usarla miles de veces en mis narraciones, sin repetirme.

La Fantasía Urbana es arcilla en mis manos, la puedo moldear a mi antojo y darle forma según mi capricho. De verdad puedo hacer lo que quiera con ella y el resultado puede que acabe en otra categoría totalmente distinta.

Si quiero que mi creación se mantenga categorizada como Urban Fantasy, debo apegarme a dos simples reglas:

  • Que contenga elementos que la hagan reconocible como parte del género fantástico.
  • Que se desarrolle en un ambiente urbano contemporáneo.

Hay tanta fantasía a nuestro alrededor, en estas ciudades, en las historias de los abuelos, en nuestros sueños y pesadillas, en los mitos y leyendas de nuestra tierra. Ese enfoque único es el que quiero rescatar.

La Fantasía aparece sola, a veces está planificada en el relato y otras veces se manifiesta mientras escribo. Y descontando escasas excepciones, mi literatura siempre busca ser latina, local, reconocible por los mismos habitantes de la ciudad.

¿Tú qué tipo de fantasía escribes? Deja un comentario para que conversemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *