Técnica pomodoro

Aprendizajes nuevos que eran viejos

Publicada el 1 de Noviembre de 2019.

Desde hace varios años que colecciono videos de Youtube con diversos contenidos útiles. Los busco o me encuentran, los veo, me inspiran, y si contienen temas que me sirven para algo, pos los almaceno. Tengo varias listas de reproducción.

Una de estas listas se llama On Writing. En ella reúno consejos y técnicas de escritura de autores consagrados. Y los primeros dos videos de la lista (que hoy tiene 142 videos) pertenecen a unas charlas de Jim Butcher realizadas en 2013.

En estas charlas, Jim explica su proceso de escritura. Soy fan de los Archivos Dresden, así que me vi estos vídeos y los atesoré, tomé notas y traté de poner en práctica sus enseñanzas. Pero me costaba mucho seguirlas al pie de la letra. Me faltaba algo, contexto tal vez.

Butcher no habla de técnicas complejas, al contrario, son realmente simples. Pero como él mismo dice, no son necesariamente fáciles de lograr.

Pasaron los años y junté más videos. Estudié, practiqué. De vez en cuando regresaba a estos videos y los volvía a ver. Pero el método de Jim Butcher seguía escapando de mí.

En 2018 estudié un diplomado de guion para TV. Había cosas que ya sabía, pero la mayoría de los elementos básicos de la escritura de series me resultaron nuevos. Aprendí mucho. Leí libros de escritura de guion y algunos resultaron fascinantes.

Hoy en la mañana me encontré con tiempo para revisitar a Butcher y volví sobre los videos de 2013. Mientras los veía, distintas ideas y conceptos comenzaron a calzar como piezas del Tetris.

Todo este tiempo tenía la respuesta ante mis ojos, pero me faltaba el conocimiento necesario para comprender. Me sentí como un detective que da por perdido el caso y de pronto le cae la teja.

O dicho de otra forma, no podía avanzar más allá de los obstáculos que imponía mi propia ignorancia. Y ahora que entiendo lo mismo de una manera diferente, puedo regresar al principio y redescubrir la pólvora.

Aprendizajes resucitados

Hoy todo lo que explica Jim Butcher en ese video de 2013 me parece obvio. Pero como soy el tipo de animal que aprende por repetición, procedo a explicarme lo que ya sabía, pero con nuevos ojos.

  • El lenguaje debe ser transparente, para que el lector se enfoque en la historia y no en las palabras.
  • Ocurre acción, o alguien reacciona a la acción; pero no las dos cosas a la vez. Acción produce reacción. Estímulo produce respuesta. Cuando ocurren muchos sucesos al mismo tiempo es confuso y difícil de contar; pero al escribir la acción se debe mantener el foco en la pelota, una pelota a la vez hasta la culminación de la escena.
  • Escenas. Es donde ocurre la acción.

Las escenas tienen tres partes.

  1. Pregunta de la historia: [cuando algo ocurre], [protagonista persigue un objetivo]. ¿Pero lo logrará a pesar que [antagonista ofrece oposición]?
  2. Resultado: «sí pero», «no y para peor». No se responde sí o no, porque el sí corresponde al final de la historia y el no detiene la historia por completo.
  3. Secuela: es el momento en el que el protagonista reconoce lo que acaba de vivir en la escena; es el germen de la escena que vendrá.

Estas perogrulladas dichas con tanta simpleza no aportan nada. Es necesario ejercitar la imaginación y practicar la escritura con este modelo en mente. Y ahora que por fin lo entendí, todo parece más simple. No es una fórmula, es estructura. Y la ficción comercial en general necesita estructura. NO FÓRMULA.


 

Artículos relacionados: