Resonancia recursiva

Narrativa: la Resonancia Interna

Publicada el 27 de Febrero de 2020.

Esto me salía natural hace muchos años. Pero por deformación profesional periodística (pirámide invertida y otras técnicas) dejé de pensar en ello y paulatinamente perdí el ritmo. La rima. La composición cíclica. Todos ellos elementos que hablan de lo mismo: la recursividad estructural de elementos en orden tal que resuenan como una “rima” a lo largo de una historia que se conecta consigo misma, en orden “escalonado”.

Los estudiosos de la Biblia, especialmente del antiguo testamento, conocen la “estructura quiástica”. Los programadores les suena como “arreglos anidados”. Implica una simetría estilística/temática en torno a los elementos que resuenan dentro de una misma obra. Por ejemplo la estructura quiástica de la historia del diluvio. Tal como se cuenta en el antiguo testamento.

GÉNESIS
 "A: Noé y sus hijos (6: 10)"
   "B: Toda la vida en la tierra (6: 13a)"
     "C: La maldición en la tierra (6: 13b)"
       "D: Inundación en el futuro (6: 7)"
         "E: Arca (6: 14-16)"
           "F: Todos los seres vivos (6: 17-20)"
             "G: Alimentación (6: 21)"
               "H: Animales en las manos del hombre (7: 2-3)"
                 "I: Al entrar en el arca (7: 13-16)"
                   "J: Aguas aumento (7: 17-20)"
                     "K: Dios recuerda Noé (8: 1)"
                   "J': Aguas disminución (8: 13-14)"
                 "I': Al salir del arca (8: 15-19)"
               "H': Animales (9: 2-3)"
             "G': Alimentación (9: 3-4)"
           "F': Todos los seres vivos (9: 10a)"
         "E': Arca (9: 10 b)"
       "D': No inundación en el futuro (9: 11)"
     "C': La bendición en la tierra (9: 12-17)"
   "B': Toda la vida en la tierra (9: 16)"
 "A': Noé y sus hijos (9: 18,19a)"

La manera en que se escribió o editó este texto particular del antiguo testamento (a lo largo de siglos de manipulación del texto) muestra la estructura quiástica en pleno. El orden de los eventos que avanzan la historia, luego “avanzan” en orden inverso de los eventos y culminan en el mismo evento donde comenzaron.

Cuando George Lucas habla de la “rima” en sus dos trilogías de Satr Wars, se refiere a este método de construcción de historias. La resonancia rítmica es planteada de tal manera, que los temas que se declaran al principio de la obra hacen eco al final de la obra. Y si le dedicamos poco más de 13 horas a ver los capítulos 1 al 6 de Star Wars, veremos que la trilogía de precuelas fueron construidas como la primera parte de la escalera quiástica, mientras que la trilogía original corresponde a la escalera quiástica en retroceso.

Conocer la estructura quiástica es positivo. Interesante. Y podría ser útil al momento de trabajar obras de largo aliento que requieran una estructura que resuene entre las obras sin ser tan obvios. No soy fan de las precuelas de Star Wars y mi sensación general es que todo lo que ocurre en ellas es forzado. Es bien sabido que Lucas utilizó también las enseñanzas de Joseph Campbell y su libro del Héroe de las mil Caras para estructurar su space opera. Si quieren ahondar más en este modelo de construcción y análisis, vayan al artículo “Star Wars Ring Theory” y sus subsecuentes capítulos.

Otra vez el camino del héroe

Es la más resonante de los arquetipos resonantes y la mayoría de los que leemos fantasía acabamos escribiendo acerca del niño en la granja que blablablá. El camino del héroe está embebido en nuestra memoria colectiva. Y poco ayuda que la gran mayoría de los autores de fantasía y ciencia ficción lo utilicen de forma consciente o inconsciente. Está implícito en la historia de Jesús, Gilgamesh, Siddhartha. No podemos escapar.

Por esa misma razón es importante conocer el famoso camino del héroe.

Héroe, del griego Ἡρώ (Hērṓ), es una sacerdotisa de Afrodita que arriesgó y perdió su vida intentando salvar a un gilipollas que estaba enamorado de ella y cruzaba el río a nado todos los días para pasar un rato a su lado. Hasta que una noche d tormenta el gilipollas cruzó a nado y se ahogó. Hero saltó para rescatarlo. Dos jóvenes muertos. Ella, el acto “heroico” inicial, el que da nombre al protagonista de estas historias que nos atrapan y se repiten consistentemente desde el inicio de la civilización. Probablemente desde mucho antes.

El camino del héroe tiene esa forma cíclica, de piezas encajadas que resuenan entre sí en la coherencia estructural de la obra. El final del camino es el lugar donde se inició el viaje. El héroe siempre regresa a su lugar de origen.

El camino del héroe rima consigo mismo. Por eso a George Lucas no le gustaron las nuevas películas de la trilogía (capítulos 7, 8 y 9), porque “no riman” con las trilogías anteriores. Solo tienen “ganchos”, repeticiones que tienen sentido para el espectador pero que no significan nada a los personajes que habitan la obra.

El fin es el comienzo es el fin

El momento Khan de J.J. que mencioné en un artículo anterior. Esa intertextualidad desconectada de la narrativa no posee resonancia interna. Resuena con nosotros, sí. Pero no con los personajes y su propia historia.

Las siete novelas de Harry Potter tienen resonancia interna dentro de cada novela. También tienen resonancia entre sí. Pero la autora escoge obviar algunas resonancias cuando conviene a la obra, por ejemplo los giratiempos o las reglas que gobiernan el uso de la magia que admite o no el uso de hechizos incluso si en brujo ni tiene idea para qué sirven. O la estúpida memoria de Harry que olvida cosas que sabía en el libro anterior.

Así comienza. Así termina. Y cada final es un nuevo comienzo. Resuena.


 

Artículos relacionados: