Algún día terminaré de escribir la novela

Recordando esa vez que quise escribir tres novelas en un año

Lo recuerdo como si hubiera ocurrido ayer. Tenía tiempo. Tenía ímpetu. Lo publiqué en mi blog. Lo publicité entre mis amigos. Hice avances de cómo iba avanzando. Y fracasé dolorosamente.

En diciembre próximo se cumple una década desde ese periodo intenso de mi vida. Hagamos de cuenta que este artículo es un adelanto de esa conmemoración vergonzosa. Evidencia empírica de que no hay que echarse flores por trabajos que no están terminados.

Copio y pego solo los títulos de las historias que había en una lista larga. Y le escribo un textito para que veamos dónde quedó cada una.

  • Blonda Stàl y la Ciudad Indestructible. Escribí el primer tercio, y me di cuenta que la historia que quería contar no era la que estaba escribiendo. No lo deseché. Pero demoré todo este tiempo en reconocer qué historia quería contar realmente.
  • * Un Círculo dibujado en el Muro (título provisorio). Llevo escrito el 25%. Comencé a escribir este año y me pican los dedos para avanzar.
  • Y las mujeres dominaron la tierra (título provisorio). Hay algo escrito, pero algún día lo escribiré, desde cero.
  • NJ (título provisorio). Escribí un tanto de esta historia. Pero me pasó lo mismo que con Blonda.
  • DEKE (sí, es el nombre). Es una novela que escribí en 1998, inédita. Y que comencé a reescribir años atrás. Pero no seguí escribiendo. Podría ser una novela gráfica.
  • Semilleros. Es una historia vieja que quiero contar.
  • * El brujo 14 (título provisorio). La estoy terminando. En serio, me falta un pelito. Y hay espacio para secuelas.
  • Espiral Río Arriba. La avancé el año pasado, y llegué al segundo tercio.
  • Deja de Hueviar, Pitoniso. Stephen King me enseñó que hay historias que te persiguen como culpas. Y ésta, compañeros, no es una de ésas.
  • El Vuelo de las Ballenas. No sé si la escriba alguna vez.
  • El Traslado. Hay algunos cuentos y una novela gráfica en proyecto, asociados; pero sin apuro.
  • En Motocicleta por Marte (título provisorio). Esto va por el camino de guión cinematográfico, sin apuro.

Solo quiero dejar anotado aquí que esta lista no se me ocurrió ese día que hice ese post, en diciembre de 2011. La mayoría de ellas se venían fraguando desde 1998 y esperaban pacientemente a que mi proceso selectivo les diera una oportunidad.

Las dos historias con asterisco * pueden ser historias que se publiquen antes de terminar el 2021. No lo prometo ni lo juro. Pero me gustaría que así fuera.

Hay una sola de la lista que podría salir en 2022. Y otra más en 2023.

Las demás son todas cosas que se han ido acumulando a lo largo de los años y y se van nutriendo de mis experiencias gota a gota. Se podría suponer que tantos años de fermentación y reposo las convertirán automáticamente en clásicos. No lo creo, pero sí puedo declarar que serán mejores de lo que hubieran sido si las sacaba del horno antes de su tiempo.

Y no me pidan que agregue las demás historias que tengo en el administrador de tareas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *