FAQ en «Creación de mundos / World-building»

¿Cómo se crea un mundo de ficción?

Otras preguntas que obedcen al mismo tema: ¿Cómo crear un mundo literario? ¿Cómo hacer un mundo de fantasía? ¿Cómo hacer un Worldbuilding?

Los que escribimos fantasía y/o terror y/o ciencia ficción trabajamos con la creación de mundos. Y cuando creamos mundos, nos movemos en una larga línea que va desde lo «absolutamente extraño» hasta lo «completamente familiar». Nuestros mundos de ficción son así, una mezcla de familiar y extraño.

En el podcast «Writing Excuses» hay una temporada completa dedicada al worldbuilding (en inglés). El mejor consejo que escuché de ellos es que al crear tus mundos, agregues una parte de extraño por cada tres de familiar.

También tengo artículos dedicados a este tema, que puedes leer aquí.

¿Cuáles son los pecados de la creación de mundos?

Antes de hacer la lista, entendamos que cometer un pecado tal como se define en la Biblia, no es lo mismo que cometer un error o un delito. Vamos a entender «pecado» como una acción que nos genera culpa porque otras personas dicen que está mal, pero que en nuestro fuero interno nos produce placer (culposo).

  1. Construir una historia en un mundo existente, eso es lo contrario de la creación de mundos y se llama «fanfiction». Aunque como ya te habrás enterado, no tiene nada de malo; nomás no lo confundas.
  2. Pasar por alto los pequeños detalles, como la economía local o la moda o las religiones, es un tropiezo de los que dejan moretones. Si tus personajes son humanos o se comportan como tales, recuerda que hasta las culturas más simples son infinitamente ricas en detalles.
  3. La magia o tecnología que hace cosas porque sí (sin pagar un costo, ya sea real, mecánico, energético o mágico) es al world-building lo que implica el «deus ex machina» al argumento de la historia. Es escritura floja, sin esfuerzo. Para saber más, lea las Leyes de Sanderson.
  4. Dedicar más tiempo al backstory que a la historia misma. Puedes dedicarle tu vida a construir el mundo como hizo Tolkien, si eso te hace feliz; pero no nos aburras con las intrincadas relaciones de los tíos de la suegra hace cien años que desencadenaron la compra del tazón que se rompe en la página 373, por favor.

Deja un comentario