Como escribir sin un plan o esquema

Leí ese título en un artículo publicado en el blog de Createspace y mi corazón dio un brinco. En mi experiencia, el 99% de las cosas que escribí “sin un plan” (sin un outline) se auto-sabotearon a mitad de camino. Por eso prefiero definir el arco del personaje y todo lo demás con al menos una lista de eventos relevantes de lo que quiero que ocurra, ya sea con ayuda del método M.I.C.E. o el de los 7 pasos.

Pero vamos, hay gente a la que le resulta esto de escribir sin un plan o esquema, o dicho de otra manera, construyendo el plan mientras escribe. Por eso les copio la traducción del artículo acá.

No siempre planifico bien la historia. La mayoría de las veces solo escribo sin un outline o esquema formal o una trayectoria específica para la historia. Solo persigo el influjo creativo que se filtra en mi materia gris. Y este es mi plan para escribir sin un plan.

MEDITAR. Antes de sentarte a escribir, dedica 20 minutos para rumiar tranquilamente la historia. Reduce la luz en la habitación. Encuentra una silla cómoda. Cierra los ojos, respira profundo y concentra el ojo de tu mente en un elemento de la historia. No fuerces un resultado ni una dirección. Deja que tu imaginación se apodere del momento y se haga cargo. Lo que verás puede que sea complejo o completamente fuera de foco, pero eso está bien. No te estás comprometiendo a nada en el papel. Solo estás buscando destellos de lógica en una tormenta de pensamiento creativo.

REGISTRA EL CAOS. Ten una libreta y un lápiz a mano, cerca de tu computador. Esta libreta es el diario de la historia. Dado que escribes sin un plan, debes poner por escrito todas las idas y venidas de los personajes y giros de la trama. Una rápida y concisa referencia de lo que has escrito puede ayudarte a mantener los eventos en un arco de movimiento consistente. El no saber dónde vas a acabar con la historia, no significa que no deberías mantener un registro de dónde has estado con ella.

DEJA COSAS INCONCLUSAS. Este es el método Hemingway de escritura. Deberías terminar tu escritura sin preguntarte qué ocurrirá a continuación. No sucumbas a la tentación de escribir antes de contribuir con otra idea a la historia del día, y abandona la escritura cuando todavía estés ansioso por saltar dentro de la página. Esto te proveerá del elemento perfecto de la historia para MEDITAR durante la próxima tormenta de ideas creativas.

Cómo escribir sin un plan, por Richard Ridley.

Ése es su método. Si tienen un método distinto para libre-escribir, por favor comenten acá.

El autor se refiere constantemente a la palabra “plan” en un contexto de “planificación”, similar a la idea de un outline o esquema.

Esquema: resumen de un escrito, discurso, teoría, etc., atendiendo solo a sus líneas o caracteres más significativos.

Gracias, RAE.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *