Sin miedo a la crítica

Sin miedo

Hubo una época en que no quería que nadie leyera lo que escribo, por miedo a la crítica, a que me dijeran lo penoso de mi redacción o lo básico de mis ideas. Era un niño apenas, hace más de quince años. Y con el pasar del tiempo aprendí, más a la fuerza que por voluntad propia, que la crítica, incluso la destructiva, siempre es una oportunidad para mejorar

Alicia Maravilla

Alicia Maravilla

En mis conversaciones con Sergio Amira, en la búsqueda de un personaje para un cuento, propuse a Alicia Maravilla. Es obvio que hace referencia a Alicia de El País de las Maravillas. Pero recién entonces me percaté que es el mismo nombre que usé para un personaje en

¡Hace años que no escribía tanto!

Le Chat

Este post es para reafirmar mi compromiso conmigo mismo de escribir y seguir escribiendo al menos una hora diaria, infringirme dolor psicológico al descubrir que no he avanzado en nada de lo que me he prometido avanzar, y etc ad nauseam acerca de lo que quiero hacer este año y los próximos

Daniel Guajardo y la Ciencia Ficción

Le Pulpo

Mi primer acercamiento a la ciencia ficción fue un cuento de Ray Bradbury, «el sonido del trueno» creo que se llamaba. Lo leí cuando iba en sexto básico. Entonces como que me picó el bichito y en la biblioteca de mi viejo, que ha leído ciencia ficción desde que aprendió a leer y tiene cientos de libros… ahí encontré «El Hobbit» de Tolkien. Creo que fue la mejor manera de iniciarme como devorador de libros

Las andanzas de Guajardo en 2005

Le Chat

A mis amigos les lancé un e-mail con la «noticia»: incribí cinco de mis chorrocientos cuentos, los cinco que estaban «terminados», en el registro del Derecho de Autor, esa pequeña oficina en el segundo piso de un antiguo edificio en San Isidro, comuna de Santiago

Cuando Escribir era Terapia

El camino

No sé cuándo escribí la primera línea. Sí sé que iba acompañada de un deseo, «ser un escritor famoso» aunque no supiera lo que eso significa. Tal vez vi alguna película rasca donde aparecía el típico escritor gringo firmando libros. Y casi inmediatamente sublimé toda esa imaginería fatalista en mis escritos