Decálogo de escritura

Decálogo de Escritura, por Dan Guajars

Esto es un resumen del resumen de mi mirada acerca del proceso de escritura.
Además es un trabajo en proceso, que puede cambiar en el tiempo.

Decálogo de escritura

  1. No necesitas estudiar una carrera para ser escritor(a).
    De verdad creo que no es necesario. Las carreras son largas y onerosas y tienen muchas horas de materias y obligaciones que no aportan a ser escritor(a). Lo mejor es participar en taller(es) literarios.
  2. Escribe historias (no situaciones) que reflejen quién eres.
    De manera inconsciente todos hacemos esto en nuestras historias: reflejar quiénes somos. Luego conscientemente tratamos de borrarnos de la historia.
    (Las historias son arcos completos donde los personajes superan o sanan una imperfección importante de sus vidas; o reafirman y/o profundizan dicha imperfección. Mientras que las situaciones son eso, personaje entra, hace cosas, y se va; no supera ni reafirma ninguna imperfección.)
  3. Abstente de escribir hasta que conozcas el final.
    Es mi regla de oro. No necesitas un mapa detallado. Puedes descubrir la historia mientras la escribes, si eso es lo que quieres. Pero debes conocer al menos dónde quieres llegar.
  4. El primer borrador es un mamarracho decepcionante, aunque prometedor.
    Es normal que el primer borrador sea una decepción. Reconocerlo me ha ayudado a no insistir en la perfección antes de terminar de escribir la historia. La misión es terminar el borrador. Luego vendrán las correcciones.
  5. Editar es escribir; el borrador se puede mejorar.
    Corregir. Agregar. Quitar. Modificar. Mejorar. También empeorar. Todo eso es editar. La cantidad de palabras puede aumentar o disminuir.
  6. Necesitas una rutina de escritura; pero escribe sin apuro, no lo fuerces.
    ¿Por qué tienes que publicar un libro al año? ¿Dos libros al año? ¿¡Tres!? Date un respiro. Yo me bajé del tren del mercado y excluí de mi vida la presión de producir mucho para volverme visible y rentable. No lo necesito.
    La rutina sí es necesaria. Yo me levanto todos los días temprano, antes que el resto de mi familia. Y entonces escribo, planifico, edito o investigo. Por lo menos una hora cada día.
  7. Siempre escribe con una intención oculta (tema profundo).
    Mis ideas, ideologías, temas persistentes… forman parte de las historias que escribo. Es un ejercicio consciente. Quiero que las historias se traten de esto. La historia es tu caballo de Troya.
  8. Escribe desde tu experiencia emocional.
    Esto lo hace más fácil. Incluso si es difícil escribir algunos temas porque son emocionalmente pesados o cansadores. Las emociones nos mueven. Son importantes. No todo es aventura, romance y asombro.
  9. Escribe tus temas, aunque sean incómodos.
    Esto lo hace más difícil, siempre. Porque los temas incómodos no quieren ser expuestos. Mis temas incómodos no son grotescos. Es un esfuerzo permanente. Y al final es un ejercicio liberador.

Se aceptan opiniones.
;)

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *