Site icon Escribir fantasía urbana, terror y ciencia ficción

La «cozy fantasy» o «fantasía acogedora»

Portada de El café de las leyendas

Arte de Carson Daniel Lowmiller para «Legends & Lattes»

También la podemos llamar «fantasía amable», aunque la traducción no sea correcta. Es un subgénero comercial del gran género fantástico; y como todos los subgéneros comerciales, busca agrupar un tipo de narrativas para hacer más fácil la búsqueda de libros similares a lectoras ávidas.

Lo que caracteriza a esta fantasía amable es que la historia hace una apuesta baja, «low stakes». Los protagonistas no tienen que salvar al mundo, o a su interés romántico, ni a un pueblo. Sí tienen problemas y conflictos, pero los resuelven y ya; el mundo no se va a acabar.

Este tipo de historias se enfoca más en desarrollar a los personajes y al mundo en el que habitan, sus relaciones y sus problemas cotidianos. Estos problemas cotidianos pueden escalar y convertirse en conflictos grandes, por supuesto, y la historia sigue siendo «cozy» porque al final el conflicto se resuelve y la vida sigue.

Son historias para sentirse bien, donde el o la protagonista no tiene que pasar por horrores para formar su carácter, con nosotros como testigos. No le matan a la novia y la esconden en el refrigerador. No le asesinan al perrito que le dio su esposa recién fallecida. Todas esas tragedias podrían existir en el pasado de los personajes, pero no son la razón de ser de la historia.

Por ejemplo, en la novela de Travis Baldree «El café de las leyendas» (Legends & Lattes), una ogro guerrera decide dejar de asesinar y abre un café en un pueblo alejado. Aparecen obstáculos en el camino, pero también surgen oportunidades y nuevos amigos. Hay un «asunto por resolver» en el horizonte, pero dale, no te voy a contar de qué va. Y al final el café prospera, hay romance, mucha amistad y panecillos dulces para acompañar al café.

Si te preguntas qué tiene de interesante esa historia donde «pasa tan poco», es que no la has leído. En la novela pasan muchas cosas, y es intensa y entretenida y dan ganas de leerla tomando un café de especialidad. Y es un respiro, luego de leer tanta tragedia de elegidos que lo pierden todo y asesinatos en banquetes familiares.

Hay muchas más novelas «cozy fantasy» que te podrían interesar. En particular, me tranquiliza saber que puedo relajarme y escribir una historia donde la apuesta sea baja, donde los protagonistas no se la pasan en un forcejeo constante con su pasado trágico y su presente determinista, y donde el mundo puede ser un lugar bueno, las personas pueden ser amables y los finales no tienen que ser tragedias.

Hay de todos los sabores. El ejemplo del café de las leyendas es el más reciente y reconocido. Pero hay más. También hay «cozy science fiction». Incluso hay «cozy horror». Si te interesan este tipo de historias, estoy seguro de que encontrarás tu favorita.

Exit mobile version