Las andanzas de Guajardo en 2005

Le Chat

A mis amigos les lancé un e-mail con la “noticia”: incribí cinco de mis chorrocientos cuentos, los cinco que estaban “terminados”, en el registro del Derecho de Autor, esa pequeña oficina en el segundo piso de un antiguo edificio en San Isidro, comuna de Santiago

Cuando Escribir era Terapia

El camino

No sé cuándo escribí la primera línea. Sí sé que iba acompañada de un deseo, “ser un escritor famoso” aunque no supiera lo que eso significa. Tal vez vi alguna película rasca donde aparecía el típico escritor gringo firmando libros. Y casi inmediatamente sublimé toda esa imaginería fatalista en mis escritos