Reseña: Un Fuego sobre el Abismo, de Vernor Vinge

Un Fuego sobre el Abismo, de Vernor Vinge

Aprovecho de hacer esta reseña ahora porque acabo de releer por décima vez este libro, así es, y porque dentro de poco será el lanzamiento de la secuela; aunque sinceramente no estoy tan entusiasmado por la secuela, la compraré en Amazon cuando aparezca en paperback, pero no antes.

Encontré este libro, A Fire Upon the Deep, en una librería entre la 5a avenida y la 49, en Manhattan. Andaba por el barrio y justo pillé una librería enorme, que de buena casualidad tenía muchas estanterías repletas con títulos fantásticos. Y la verdad es que tenía ese título en mente, junto con otros, porque lo llevaba en una lista en manuscrita guardada en mi billetera, diez libros de ciencia ficción que ganaron el Premio Hugo en la década anterior y que yo no había leído.

No encontré los diez, pero al menos encontré éste, del que no tenía ninguna referencia, ni del autor ni de la obra. Sólo sabía que ganó el Hugo. ¿Arriesgado? Pues nones, para nada. Los ganadores del Hugo, al menos hasta el año 2000, gozan de mi total y absoluta confianza. Después aparecieron los niños magos y el premio perdió parte importante de su peso, pero al menos los libros que ganan siguen demostrando un alto grado de calidad en todo aspecto.

Ya, al grano. Un Fuego Sobre el Abismo trata de una familia que escapa de un planeta donde despertaron a una entidad que llevaba millones de años dormida, un veneno mortal almacenado en un archivo del más allá.

Antes de seguir, debo hacer una aclaración. En esta novela de Vinge, así como en muchas otras de sus obras, la galaxia nuestra tiene unas zonas bastante claras y demarcadas, entre las cuales algunas cosas son posibles y otras simplemente no se pueden hacer. Mientras más cerca del núcleo de la galaxia estés, más estúpidas son las máquinas, y la velocidad hiperlumínica es imposible. Al contrario, a medida que se alejan del núcleo, las posibilidades tecnológicas son mayores y el viaje más rápido que la luz también. Las inteligencias artificiales se vuelven Poderes, civilizaciones completas evolucionan hasta transformarse en dioses. Si fuera fantasía, podría decirse que mientras más cerca de Ámbar, más difícil se hace caminar por la sombra.

Entonces, este Poder dormido despierta, engaña a los humanos y, en pocas palabras, se los come. Pero le falta algo, sabe que entre todos sus archivos hay uno que era importante. Y entonces descubre que una pequeña nave humana sí escapó.

Todo eso ocurre en las primeras tres páginas del libro. No te puedo explicar mi fascinación cuando lo leí la primera vez, la capacidad de Vinge para mostrarme lo que es posible casi en el borde de la galaxia, lo que un Poder es capaz de lograr, los peligros de jugar con documentos cuánticos en una zona donde los dioses son reales, nanotecnológicos a nivel subatómico, y donde cohabitan miles de razas interconectadas por una red de datos que abarca distancias que no me puedo ni imaginar, donde sistemas solares completos existen solamente como nodos de comunicación. La magnificencia de esas imágenes, esos detalles que para los personajes de la historia son tan simples… es como estar dentro de la Basílica de San Pedro y darse cuenta que sin creer en nada, ahí dentro uno se siente pequeño y no hay nada que se pueda hacer al respecto.

Los humanos sobrevivientes viajan en una nave de emergencia, que no es más que un cohete bien equipado, portando a un centenar de niños congelados en sus ataúdes de criosueño. Y llegan a un mundo que es idéntico a la Tierra, a una zona que podría ser Alaska, ponte tú, donde habita una raza de perros inteligentes. Pero ándate cabrito, estos perros son inteligentes solo cuando se juntan cuatro o cinco, coordinando sus pensamientos a través de un complejo mecanismo de sonidos.

Si la idea de un dios ultra cuántico y nanotecnológico es abrumadora, imagina una raza en estado medieval, compuesta por perros que andan en grupos y cada grupo es un individuo.

Hasta aquí no conté nada que te mate la lectura del libro. No hay suficientes párrafos para describir la historia completa. Ni siquiera es un spoiler, porque todo esto, la entidad venenosa en el más allá y los humanos escapando al mundo de los Púas (así se llaman los perritos), todo esto ocurre en las primeras quince páginas, en un libro de más de trescientas.

El trabajo de personajes es notable. La construcción de mundos es abrumadora, no en el estilo empalagoso de Tolkien, sino como lo hacía Herbert en Dune. De hecho el estilo del libro tiene mucho de Herbert, el narrador omnisciente que muestra a los personajes tal como son y sin máscaras, los malos se sabe de inmediato que son malos y cuáles son sus planes, igual que los buenos, y todo eso no afecta el hecho de que la novela sigue avanzando y no aburre nada de nada.

Sólo hubo algo que me hastió en esta décima lectura del libro, porque al fin di con ello: la repetición constante de ciertos elementos de la historia, ya sea por parte de uno u otro personaje, para volver a situar al lector en el mundo y su contexto particular. Un solo ejemplo: a los Púas les parece muy extraño hablar con un humano, porque son criaturas de un solo cuerpo y pueden tocarse sin que sus pensamientos se contaminen con los del otro; y algunos púas hablan de esto en términos de blasfemia, “como tener sexo con un cadáver”. Leí esa frase al menos siete veces a lo largo del libro. Ya la entendí la primera vez, la segunda me quedó claro. A la tercera dije ok, no es necesario que lo repita… pero lo repitió varias veces más. Y así es con muchos elementos de la historia, que son relevantes para mostrar la estructura de pensamiento de algunos personajes. Pero al final es un poco musho, creo (sobretodo si es la décima vez que se lee el mismo libro, que sin saberlo de memoria, esos detalles son fácilmente reconocibles).

En general ese pequeño detalle es minúsculo, si se mira bajo el prisma de toda la construcción de mundos y personajes que hay en esta historia. Es uno de esos libros que doy gracias por haber descubierto y leído, incluso releído, porque en cada nueva lectura aprendí algo acerca del proceso de crear mundos y personajes. Y de verdad me gustaría encontrarlo en español, poder decir “compren esta obra maestra de la ciencia ficción” y después hablar de ella. ¡Pero no está por ninguna parte! Es un libro que hay que leer. Vernor Vinge es un autor que hay que traducir y editar. Su novela “Al Final del Arcoíris” también ganó el Hugo y está ambientada en un futuro no muy lejano, a lo más una década en el futuro, o dos.

Insisto, este es un libro que TIENES QUE LEER. Hay libros buenos, pero éste es una joya.

Reseña: Cuentos Chilenos de Ciencia Ficción, Varios Autores

Cuentos Chilenos de Ciencia Ficción

La definición clásica de Ciencia Ficción dice algo así como “es un género especulativo que relata acontecimientos posibles desarrollados en un marco espacio-temporal puramente imaginario, cuya verosimilitud se fundamenta narrativamente en los campos de las ciencias físicas, naturales y sociales”. También es cierto que las fronteras entre la CF, la fantasía y el terror están desdibujadas y desde hace años caminan juntas de la manito (por lo menos en Chile).

Entonces no me extraña que esta colección tenga más gusto a fantasía que a ciencia ficción. Tampoco está mal, pero en un par de cuentos (ya diré cuáles) la inclusión bajo el género de CF está forzada.

Me es inevitable comparar éste con el otro libro de la colección de editorial Norma, la de Cuentos de Terror, sobretodo porque se repiten los mismos autores. Y es mi deber decir a los lectores que el tomo 2, el de cuentos chilenos de ciencia ficción, está mucho mejor que el primero. Está mejor escrito, reposado, el editor le dedicó más tiempo y probablemente hubo más interacción con [email protected] autores antes de enviar a imprenta. No es algo que me conste, pero se nota. Y se agradece.

No haré más comparaciones porque sería un despropósito. Mejor revise mi reseña al tomo 1 y lea los dos libros.

Los cuentos chilenos de ciencia ficción

  • Volviendo del Frío, Alberto Rojas. Futurismo. Un cuento con estilo de ciencia ficción clásica, que explora un problema sorprendente que le revienta en la cara a sus protagonistas. Cuando digo “clásico” me refiero a tres personas hablando en una habitación cerrada, tensión en aumento y claustrofobia. La premisa se sustenta y debo decir que me dejó con gusto a poco. Quiero saber cómo continúa.
  • Dino Bonsai, Francisco Ortega. Distopía con algo de tecnothriller. Una propuesta espectacular en la que mezcla una invasión extraterrestre, el tráfico de software a través de la sangre y no diré más para no dejar gusto a spoiler. Lo único que me descuartizó (en mala) fue el final deus ex machina. Pero todo lo demás da para construir una tremenda novela negra. Ojala se haga.
  • Phantom Pain, Mike Wilson. Ucronía con una pinta casi invisible de steampunk. Relata un desastre desde la perspectiva de un personaje instalado en el centro de la tormenta. Parte como avión y se va desinflando paulatinamente hasta un desenlace obvio, y toda la construcción inicial del protagonista parce innecesaria.
  • Modelo 52, Marcelo Simonetti. Distopía para unos, utopía para otros =^.^= Superó mis expectativas y le doy cinco estrellitas de caramelo. En un futuro sin mujeres la tecnología es tu única amiga. Buen cuento, muy gráfico, me mató con lo de los perros al matadero. En serio, muy bueno.
  • Wunyelfe, Jorge Baradit. Es CF inclasificable, pero CF igual nomás. Instalado en el universo de Ygdrasil, los humanos somos piezas conectadas con el cosmos, engranajes de una guerra. Algunas imágenes de la primera parte son difíciles de aprehender, le llora más descripción de ese evento en el que una máquina semi orgánica emerge desde el centro de la ciudad. Por supuesto tiene descripciones durísimas, inapropiadas para niños pequeños. Heavy metal.
  • Déjame ir, Francisca Solar. Más fantasía que CF. Durante todo el cuento imaginé una cosa y a la hora del desenlace, me llevé una sorpresa. ¡Bien! Es una historia cruel, que podría generar esperanzas también. Y la última frase es un chan! Buen cuento.
  • Vagón, Luis Emilio Guzmán. Distopía. Relato que crece y se sustenta sólo en diálogos. Impresionante, no me hizo falta el narrador. A ratos la conversación se larga, como dos amigos que se encuentran en la micro y hablan de cualquier cosa, y después como si nada suelta una bomba de racimo. Relatos paralelos, pasado, presente y futuro.
  • Pasajera, Carlos Tromben. Especulación histórica. Me pasó lo mismo que el cuento de Wilson, partió como avión y se fue desinflando. Me intrigaba saber qué eran estas criaturas en cajas, luego cuando lo supe perdí el interés (pero seguí leyendo) y al final no me quedó nada. Bien escrito, si sirve decirlo.
  • Réplica, Daniel Villalobos. Futurismo. Partí imaginando a un tipo joven que arrienda una muñeca inflable. Después resultó que no era na. Después que la mina no era inflable. Sorpresa tras sorpresa con buena pluma. Imperdible. Si hacen una colección de puros cuentos de Villalobos, allá voy y me la compro al toque (no lo conozco personalmente y es mejor así).
  • Galería de imágenes, varios autores. Bellas ilustraciones fantásticas y CF. Me llama la atención que haya dos con pajarracos prehistóricos, pero al margen de eso son buenísimas.

Así como la antología de Terror era una montaña rusa (en calidad de las historias y de cómo están escritas), la de Ciencia Ficción es más pareja (salvo pequeñas excepciones) y los cuentos chilenos de ciencia ficción se destacan más por su historia y su capacidad de asombrar que por la comparación con los otros cuentos en el mismo libro. Hay más oficio también en los cuentistas. Lo único que eché de menos, profundamente, fue la CF dura. No había nada de eso. Habría incluido algún cuentista de la SOCHIF, o algún “duro” del Grupo Poliedro, en serio, tienen más material y oficio en Ciencia Ficción que todos nosotros juntos (aunque sin la parafernalia mediática 2.0).

Ambos libros, especialmente el de CF si no le alcanza para los dos, son mis recomendados para esta Navidad. Muy recomendado. Regale imaginación, apague la tele.

Reseña: Lock Inn, de John Scalzi

Lock In de John Scalzi

Cuatro estrellas bien merecidas. Me gustó esta novela de Scalzi, puedo notar el trabajo de relojería detrás de algunas escenas y las respuestas y soluciones que plantea. La historia es súper entretenida, y por mucho que sea ciencia ficción no me parece descabellada.

Lo que más me gustó es el trabajo con los personajes. Y que el humor típico de Scalzi no opacó sino que fue un aporte necesario.

Incluso la típica novela corta incluida al final me pareció atingente. Es como leer una historia y de inmediato leer una precuela, en el mismo libro. Además es una solución elegante al dilema de nosotros los escritores que debemos poner tanta información en la historia… Es mejor dejar la historia bien afiatada, y todo lo que quedó fuera enfrentarlo en otra historia incluída en el mismo libro, pero separada. Un genio, este Scalzi.

Solo siento que faltó desarrollo en el aspecto físico de los trips, entender mejor los dilemas médicos de una comunidad que consta de un disco duro y procesador de carne y hueso acostado en una cama. Se resolvió en parte mostrando que el sujeto tiene una llaga o qe le sacan una muela, pero igual me quedó la sensación que este aspecto de la historia era un lastre y tampoco se le da mucha relevancia en la novela corta. Con esto solo quiero destacar que quiero más historias en este mundo, cuentos estaría bien, desarrollando cada aspecto de la vida humana en condición de Locked.

Buen libro. Bueno.

Reboot, saga de ciencia ficción juvenil 🚀

Es Ciencia Ficción Juvenil, como Divergente, pero sin tanta distopía y con mucho más romance.

11 de marzo de 2015

Es un trabajo en progreso. Y el título “Reboot” es el nombre de la saga, no de la novela; todavía estoy trabajando en cómo debería llamarse cada libro.

Es Ciencia Ficción Juvenil.

Llevo escrito un tercio de la primera novela e incluso ya tengo listo el arte de la portada, cortesía de la fantástica Angélica Tapia.

No contaré nada de la historia ni de sus secuelas, porque el arte de la portada dice bastante de qué trata y porque estoy trabajando con una meta de tiempo.

Si todo sale como tengo planeado, podría tener el manuscrito listo para publicar a fines de 2015.

¡Allons y!

Entre medio comenzaré a leer Divergente y sus secuelas, a ver qué tal. Ya vi la primera película y no me pareció mala, tenía muy buena acción. Estuve tentado de llamar “Corazón Divergente” a la novela, pero eso es demasiado burdo. LOL.

Actualización del 1 de agosto de 2015

No he publicado todavía la novela porque sigo en etapa de borrador. Decidí que apurar el proceso sería negativo, sobre todo si falta trabajo por hacer. Y todavía estoy dentro del plazo (2015), así que por favor tengan paciencia.

Actualización del 14 de octubre de 2015

Mientras trabajo y voy avanzando, iré publicando algunas escenas en Wattpad. ¿Quién quiere leer? Reboot 1.

Actualización del 22 de diciembre de 2015

Pues no la voy a terminar antes de marzo próximo. Porque no puedo apurarla. Porque me cambié de casa y va a nacer mi segunda hija y no tengo un lugar adecuado donde sentarme a escribir en paz. No son excusas, solo estoy postergando algo que me ha costado más de lo esperado.

¿Ya leyeron las actualizaciones en Wattpad?

Sordomudo, novela corta de Ciencia Ficción Juvenil 🚀

Es la historia de Ignacio, un joven fuera de lo común que debe tomar decisiones difíciles en un mundo que parece perfecto. Es una novela corta de ciencia ficción juvenil y cuando la leas, verás que hay dos manera de leerla.

Escribí esta novela en 2007. Estuvo dando vueltas en una versión PDF de descarga gratuita durante varios años. Y en abril de 2014 la edité y convertí en un eBook gratuito que puedes leer y compartir con toda libertad (actualmente solo en Wattpad).

Si quieres comenzar a leerlo ahora, puedes comprarlo desde la tienda online de Monstruito Ediciones. Incluso hay una versión completa GRATIS que puedes descargar aquí.

En diciembre de 2014, aprovechando mis aprendizajes en el Diplomado de Edición y Publicaciones, hice una versión especial impresa. Si alguien quiere el libro de papel, se puede comprar en por solo USD $5, + gastos de envío en este link.

En resumen, puedes leer el libro gratis, puedes comprarlo en su versión epub y mobi, o puedes comprarlo en su formato de papel.

¡Feliz año 2015! Se viene muy entretenido.

Novela Juvenil de Ciencia Ficción.
Novela de Ciencia Ficción Corta.
Ciencia Ficción Juvenil

Sordomudo, novela corta Juvenil.

Reseña: The Martian, de Andy Weir

The Martian

Hace tiempo que no leía algo tan interesante. Un tipo está de lo más bien en su misión en Marte y chan! queda abandonado por su grupo, que lo da por muerto. El único humano en Marte, sin agua, sin comida, y con escasos recursos para sobrevivir.

Está lleno de información técnica detallada, al estilo de la CF dura que me espanta, y al mismo tiempo se trata esta información con un tono de idiota sin nada que perder que me ha sacado varias carcajadas.

A ratos intecala el relato del equipo en Tierra y del equipo que lo abandonó, y al principio pensé que era relleno, pero no, llena las expectativas del relato y su desenlace. Sobre este punto, el autor tiene buena pluma pero no es muy prolijo con algunos aspectos de la narración, saltando de punto de vista a un narrador omnisciente a ratos. Es desconcertante pero, ¿saben qué? ¡NO ME IMPORTÓ! Me entretuve a montones, viví claramente cada detalle y estuve pendiente de todo el proceso.

Ojala lo hagan película, sería mil veces mejor que la mayoría de las películas que he visto acerca de las misiones a Marte. Está lleno de humor y de información técnica y científica científicamente precisa. Hay un tema con lo de la peligrosidad del viento en un planeta que tiene tan poca atmósfera… pero bueh, es FICCIÓN.

Léelo en tu Kindle

Cómpralo

Reseña: Ready Player One, de Ernest Cline

ready-player-one-game-poster

¡Oye el libro pa bueno!

La idea es espectacular, y el autor escribe entretenido. Comienza disparando un capítulo completo de infodumps, a lo largo de la historia saca deus ex-machina debajo de la manga uno tras otro, a ratos me preguntaba por qué estoy leyendo esta brutalidad… y después llegaba la acción, y la trivia ochentera, y de nuevo más acción y la pelea más nerd y fascinante que he leído desde que leí el Señor de los Anillos (cuando tenía diez años).

Y de verdad, con todo eso que reclamo, si fuera otro libro lo echaría a la basura y ni me molestaría en comentarlo, pero me gustaron los ingredientes y la presentación, aunque no me declaro fanático de la preparación.

Para todos nosotros ñoños que alcanzamos a vivir lo que dejó la ola de los 80 a principios de los 90, es un libro que devuelve a la infancia.

Me vi programando juegos y animaciones en el Atari 800XL, grabando mis programas en cassette, a finales de los 80. Y ese recuerdo me hizo feliz. Este libro me hizo feliz, mientras duró. Lo amé y me quedo con esa idea.

Léelo en tu Kinde

Cómpralo

Reseña: Redshirts, de John Scalzi

Redshirts

Es un libro cómico, de verdad entretenido, sobre todo para quienes vimos y disfrutamos de Star Treck. La idea gira en torno a los Camiseta Roja (personajes secundarios) de un mundo futuro paralelo, que tienen vidas reales y no quieren seguir muriendo mientras los “protagonistas” siguen con sus vidas y sobreviven a lo imposible.

Lo malo del libro, es la primera parte del final, la historia del guionista de una serie, que funciona de anexo y es cómica con mérito propio. Me gustó leer acerca de otro escritor, pero que es un libro totalmente distinto. Por eso digo que es lo “malo” del libro. Luego se pone bueno con la historia de la viuda.

En términos generales, Scalzi es un genio. Pero también es un pesado y a veces se le pasa la mano con el diálogo “inteligente”. Me gustaría leer más de este autor y ver si su literatura explora otro tono y temática.

Léanlo.

Cómpralo

Redshirts, de John Scalzi Cómpralo en español

Diferencia entre Ciencia Ficción y Fantasia

Actualización Diciembre 2017: desde que escribí este artículo hasta ahora, he aprendido un poco más acerca de las diferencias reales entre estos dos géneros que son parte de un género mayor. El artículo a continuación está editado.

Dan Guajars

Hay un debate antiguo que insiste en separar estos géneros, cuando en realidad la Ciencia Ficción y la Fantasía forman parte de lo Fantástico como un meta-género: LO FANTÁSTICO. Me podrán rebatir esta definición, pero el objetivo no es asentar una verdad inexpunable, sino responder a una pregunta más sencilla: ¿Cómo se diferencian ambos géneros?

A pesar de todo lo que se pueda decir en ese debate, la Ciencia Ficción y la Fantasía han logrado diferenciarse en el tronco de Lo Fantástico, constituyendo sus propias ramas con subgéneros y miles de variaciones entre ellos.

La definición que me gusta para ejemplificar esta diferencia, es ésta:

La Ciencia Ficción y Fantasía son hermanos; la CF debe lidiar con las leyes conocidas de la naturaleza y con las teorías científicas que las explican, mientras que la Fantasía puede pasar por alto el mundo real y elaborar sus propias leyes de la naturaleza.

Creo que eso lo explica a grandes rasgos. Y para darles un ejemplo colorido del concepto, tengo los siguientes zombies.

diferencia entre ciencia ficcion y fantasia

Ambas ideas existen en el reino de Lo Fantástico. Estamos hablando de Zombies aquí, un tipo específico de zombie. No es el básico y legendario “muerto-viviente” haitiano, sino el zombie que amenaza con acabar con la raza humana, en forma de una plaga en la que el vector es un ser humano violento y carnívoro.

“28 días después” y su secuela “28 semanas después” (que se conocieron en latinoamérica como “Exterminio”) se adscribe al mundo de la Ciencia Ficción de corte contemporáneo. Hay un virus creado por la ciencia, que se sale de control y crea estos seres humanos sin raciocinio, rápidos y letales, que atacan a otras personas con sus dientes. Son posibles en el mundo de la Ciencia Ficción y podrían existir en el mundo real, si se dieran las condiciones científicas adecuadas.

En cambio The Walking Dead existe en el mundo de la Fantasía (urbana), en el que los cadáveres, carne muerta, son capaces de moverse y atacar a otros humanos para alimentarse de su carne viva. Son una contradicción vital en sí mismos, estos “muertos que caminan” son imposibles en el mundo real, por lo tanto solo son posibles en el mundo de la MAGIA.

Creo que la diferencia queda clara: ¿Es posible en nuestro mundo? Si la respuesta es sí, es Ciencia Ficción; si la respuesta es no, es Fantasía.

Otra interpretación de Fantasía y Ciencia Ficción

ficción y fantasía

Esta diferencia también se puede analizar desde una mirada estructural, haciendo la siguiente pregunta:

¿La sociedad progresa?

  • Fantasía: la sociedad se encuentra estancada en un periodo clásico; sin progreso, sin evolución, sin cambio; las revoluciones no cambian gran cosa, puesto que todo regresa “a la normalidad”, al modelo clásico; se mira con nostalgia hacia el pasado distante, hacia una época conocida y más fácil de replicar.
  • Ciencia Ficción: la sociedad está en un proceso de cambio permanente; las revoluciones ocurren en diferentes niveles y cada capa crea una nueva realidad, nuevas oportunidades y desafíos; se mira con miedo y/o ansiedad al mañana inmediato y la incertidumbre de un futuro imposible de prever.

Qué es el Steampunk, fantasía o ciencia ficción

Definición, características y algo de historia del género Steampunk. ¿Es Fantasía o es Ciencia Ficción? Pues la respuesta es: ambos.

Historia del Steampunk

El Steampunk se desprende, en su origen, de la primera Ciencia Ficción que se escribía en el siglo XIX. Hoy se le conoce también como “retrofuturismo” y su lema es “el futuro se adelantó”. Pero no siempre se le conoció como Steam-punk, sino como “Fantasías Victorianas” y aún hay debates (gringos) de cuál autor contemporáneo fue el primero en escribir una novela Steampunk propiamente tal.

Características del Steampunk

Una de las características fundamentales del Steampunk, aparte del elemento retrofuturista “vaporoso”, es la parte “punk” que pocos parecen entender. La filosofía punk está inspirada por sentimientos anti-establishment, reforzados por una visión optimista del potencial humano. Ésa es mi definición reduccionista del concepto y creo que se ajusta al Steam-punk como categoría literaria.

Para que quede más claro: no importa cuánto vapor victoriano nutra la historia; si no tiene Punk, no puede ser Steam-punk.

Imagina el año 1880, plena era victoriana. No hay electricidad. El paradigma miasmático regula los asuntos de salud: los “humores” explican la mayoría de los estados de ánimo y las enfermedades. No se habla de sexo. La sociedad es totalmente machista, clasista, estratificada y discriminadora. La religión y las incipientes ramas de la ciencia están en pugna constante. Los medios de transporte más rápidos funcionan con carbón y vapor de agua (de ahí viene el término steam). Aún hay rincones exóticos por conocer en el mundo. La vida como tal es una aventura constante, una lucha diaria por la supervivencia.

Ahora imagina que puedes trasplantar algunos de los elementos tecnológicos que HOY te son útiles y cotidianos, a una era en la que no existe el microchip ni el plástico. ¿Cómo lo haces? Pues con Fantasía, con mucha Fantasía Steampunk, suspensión de la incredulidad y una historia de aventuras envolvente.

Anteojos que permiten ver en la oscuridad. Artilugios para comunicarse a distancia. Armas que pueden disparar cientos de balas sin necesidad de recargas ni pólvora. Vehículos más rápidos que un carruaje. Máquinas que vuelan sin necesidad de globos con gas. Sigue imaginando, de lo más genérico a lo más específico, y tendrás una idea de este mundo igual que el nuestro, pero hace ciento treinta años en el pasado.

Y no te olvides de lo Punk.

No me gusta el Steampunk solo por las gafas protectoras y los zeppelines y la ropa con tuercas funcionales. Se ve bien como moda, las chicas vestidas con corsé y los hombres con traje y sombrero siempre se verán guapos sin importar cuanto vapor salga de los artilugios adosados a sus antebrazos. Pero el Steampunk injustificado en una novela o película me resulta infumable, como las novelas de Cherie Priest, Boneshaker y sus secuelas, que embute gafas y zepellines y máquinas a vapor en una juguera con zombies e historia alternativa sin nada de punk. O esta serie del Syfy Channel, Riese, que es pura Fantasía con estética de tuercas y gafas (y muy poco Punk).

Sí me gusta el Setampunk inteligente, que mezcla historia real con elementos extemporáneos. Así llegué a las novelas de Mark Hodder, protagonizadas por Sir Richard Francis Burton y Algernon Charles Swinburne, personajes reales del Londres victoriano. La primera novela, The Strange Affair of Spring Heeled Jack ganó el premio Philip K. Dick de 2011 y me voló la cabeza, literalmente. Steampunk, Fantasía, Viajes en el tiempo, realidades paralelas… Y lo más fascinante es que el elemento Steampunk fantástico de la novela está plenamente justificado con un trasfondo de Ciencia Ficción.

¿Y es Fantasía o Ciencia Ficción?

Es un poco de ambas. Es Ciencia Ficción tal como se la concebía en el 1880 en su función decimonónica victoriana clásica, con Jules Verne como su principal representante; pero también es Fantasía, porque la versión retrofuturista de ese pasado romántico exige una interpretación mágica de la tecnología y los materiales usados para construir computadoras a vapor y súper máquinas de acero.

Encuentra libros Steampunk en Español en Amazon.