Los temas de los libros

Hablemos del «tema»: de qué se trata realmente el libro, qué es lo que subyace a toda la interacción entre personajes y lugares; o mejor dicho, cuál es la razón de ser de una historia.

El tema (theme) es la(s) idea(s) que se exploran en una historia. Los temas literarios son el asunto o de qué se trata (realmente) la historia en su conjunto. El tema en la novela es similar a la moraleja no expresada del cuento.

Cuando digo que el tema es la razón de ser de la historia, estoy siendo directo, no es un sarcasmo. Porque una historia sin un tema, son solo cosas que pasan en un orden definido y con alguna estructura narrativa.

Es casi seguro que esas historias, que se escriben como una colección de eventos de causa y efecto, tienen un tema que las acompaña; incluso si la o el autor no se lo planteó en ninguna de las etapas de la creación y edición de la historia. Mantengo mi tesis de que el subconsciente se manifiesta de una manera u otra en todas nuestras creaciones artísticas.

Pero esas historias desatendidas se arriesgan a construir inconsistencias temáticas o incompatibilidades a lo largo del relato. Son esas historias que no saben lo que quieren ser.

Veamos algunos ejemplos de temas:

  • En el cuento «la tortuga y la liebre» la moraleja es que la consistencia y perseverancia le ganan a la respuesta rápida y floja.
  • En la novela corta «La granja de los animales» dos de los temas más relevante son:
    • El poder absoluto corrompe.
    • El conocimiento es poder.
  • En la novela «El monstruo de Frankenstein, o el moderno Prometeo», el tema es que no se debe jugar a ser Dios.

Para entender y también para construir el o los temas en nuestras historias, tenemos que hacernos las siguientes preguntas.

  1. ¿A qué problema se enfrenta la/el protagonista?
    (Múltiples problemas, múltiples conflictos, que se relacionan directa e indirectamente entre sí)
  2. ¿Qué lección aprendió la/el protagonista (al final de su arco)?
  3. Lector(a): ¿Qué mensaje puedes sacar de la historia?
    Autor(a): ¿Qué mensaje esperas que tus lectores obtengan de la historia?

Me gusta siempre plantear el tema de la siguiente manera:

La historia es tu caballo de Troya; y el tema es la sorpresa que lleva dentro.

Dan Guajars

Deja un comentario