La Distopía en la Ciencia ficción

La Distopía forma parte de la Ciencia Ficción desde el comienzo. Nos muestra una sociedad futura que NO deseamos que ocurra y su concepción es respuesta inmediata a la sociedad en la que se concibió. Habla del miedo a un futuro posible. Y aunque no lo parezca, muchas de las teorías aterradoras de la Ciencia Ficción Distópica son aplicables al presente.

Por ejemplo 1984, novela de George Orwell escrita entre 1947 y 1948, nos muestra un presente en el que las prácticas del comunismo y del fascismo son cotidianas. La novela es una descripción analítica de los regímenes totalitarios (Stalin y Hitler). El Gran Hermano suple a todo personaje político, es la encarnación de los ideales del Partido, un Partido ubicuo, único y todopoderoso que vigila sin descanso las actividades cotidianas de la población, al punto que en las calles y casas hay dispositivos de vigilancia para conocer todos los actos de cada individuo. Igual que Google.

Otros ejemplos literarios de Distopía clásica son Farenheit 451 de Ray Bradbury y Un Mundo Feliz de Aldous Huxley.

La Distopías en general, incluso las actuales para público juvenil, siguen la misma estructura temática. Hay un elemento social, político y/o económico que, de volverse extremo, acabaría sumiendo a toda la población en un futuro indeseable. Ahí tienen los Juegos del Hambre de Suzanne Collins y La Chica Mecánica (a cuerda) de Paolo Bacigalupi.

Hay otros casos donde el contexto distópico es una excusa o una herramienta anecdótica y no se justifica a así mismo, excepto para dar vida a una novela de explotación temática. Como las novelas de The Maze Runner de James Dashner, en un mundo azolado por llamaradas solares, un grupo absurdo desata una plaga que acaba diezmando a los pocos sobrevivientes; y con la excusa de encontrar una cura, mete a un grupo de adolescentes en una serie de pruebas con un objetivo poco claro. Sinceramente, es una distopía adolescente espantosa. Si la hacen película, ojala quede claro el porqué de las cosas.

La Distopía y la Fantasía Urbana se diferencian principalmente en que la primera ocurre en un futuro indeseable (según los estándares de hoy); y la segunda está ocurriendo ahora, mientras lees esto.

¿Escribes Ciencia Ficción Distópica y quieres publicar tus cuentos o novela en una edición digital?

Contáctame.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *